Tu primera tienda online

5 consejos sencillos para tener éxito en el mundo del ecommerce. Debuta a lo grande, y disfruta vendiendo con tu primera tienda online.
Tu primera tienda online

Si estás en el punto en el que tienes claro qué productos vas a vender por internet y cual es tu nicho de mercado, siguiendo estos consejos estoy seguro de que tu primera tienda online cosechará buenos resultados.

1. Estudia bien la forma de almacenamiento y estocaje

Tanto si fabricas tus propios productos, como si eres un intermediario comercial, necesitarás un espacio para almacenar el producto.

Estudia bien ese espacio teniendo en cuenta no sólo el volumen necesario de almacenaje, sino también la facilidad de acceso de los medios de transporte y mensajería. Ten en cuenta de que una tienda online a pleno rendimiento tiene mucho tránsito de mercancías, entre compras, ventas, devoluciones y cambios. Por ello, evita poner tu almacén en zonas peatonales  (salvo que tengas allí ya tu tienda física, y espacio de sobra), en centros de pueblos o ciudades con mucho tráfico, en naves en medio del campo con acceso a través de caminos, ó en zonas urbanizadas con control de acceso.

En el caso de que seas un intermediario comercial, puedes optar por el modelo de «dropshipping».  Este modelo consiste en que es tu proveedor quien recibe el pedido online, y envía el producto con un albarán a tu nombre. En este caso, como es obvio, no se necesita almacén, pero hay que conectar tu tienda online con el stock del proveedor, y éste debe tener una tecnología mínima. Por lo tanto, es fundamental que este proveedor trabaje ya con otros clientes mediante «dropshipping», esté acostumbrado, y tenga una logística mínima.

2. Elige la empresa de mensajería y transporte más adecuada a tus necesidades

Visita todas las páginas web u oficinas de las principales empresas de mensajería, y recaba toda la información posible sobre sus servicios.

Piensa en tu producto, y compáralas en función de precios por peso, por volumen, plazos de envío, implantación en tu zona, costes de transporte al extranjero, a las islas…

Ten en cuenta de que hay empresas que son más económicas y rápidas en transporte al extranjero que otras, pero a lo mejor no lo necesitas, porque tu nicho de mercado no está ahí. 

Piensa que éste va a ser un coste extra para tus clientes y puede frenar su decisión de compra, así que trata de elegir bien. Invierte todo el tiempo que sea necesario en comparar servicios de mensajería, en un principio y durante toda la vida del negocio.

3. Selecciona la o las formas de pago

Hay distintas formas de pago en la venta por internet. Por un lado están las formas offline, como las transferencias bancarias o el pago contra reembolso. Por el otro lado están los métodos online como el pago mediante pasarela por tarjeta, o el pago mediante Paypal, como los más comunes.

Cuantas más facilidades le des a un cliente para comprar, mejor. Así que lo más recomendable es que ofrezcas el mayor número de medios de pago. Sin embargo eso puede depender de tu modelo de negocio o tipo de producto.

Estudia bien todas las opciones, teniendo en cuenta de que las formas online tienen unos costes en función del volumen de pagos.

Por último, si estás decidido a cobrar mediante tarjeta (pasarela), necesitarás hablar con tu banco para obtener un TPV virtual. Dependiendo en el tipo de cliente que ya seas para ellos, puede que te pidan datos del negocio. En este caso, te hago una recomendación, a parte del coste, estudia los sitios donde te atienden rápido, porque si se producen problemas necesitarás que se solucionen lo antes posible.

4. Prepara un buen servicio de atención al cliente

No debes descuidar este apartado en la creación de tu nueva tienda online. Ten en cuenta que muchos de tus clientes pueden ser recurrentes, y a pesar de toda la inversión en márketing online, el «boca a boca» funciona.

Una tienda online está preparada para vender las 24 horas los 365 días del año. Por lo tanto, la atención al cliente debe alcanzar el mayor rango de horario posible. Olvídate de los horarios de oficina, asume que muchos de tus clientes realizan sus compras precisamente fuera del mismo. Y si es necesario no descartes atender los fines de semana. Al fin y al cabo se trata de una tienda, y las mismas realizan gran parte de sus ventas en dichos días.  

Facilita el mayor número de formas de contacto a tus clientes: teléfono y whatsapp, correo electrónico, formularios de contacto…

Dedica tiempo a aclarar dudas y responder consultas, y estate preparado para atender devoluciones y cambios. 

Por último, si vas a necesitar contratar personal para llevar a cabo este servicio, preocúpate de que tengan un alto conocimiento de los productos y un trato con el cliente correcto.

 

5. Invierte en el desarrollo de la tienda online y en márketing

No dudes en poner el desarrollo de tu proyecto de tienda online en manos de un profesional. Puede que tengas un producto excepcional, pero por culpa de una mala plataforma, no vendas nada, o muy por debajo de lo que el mercado demandaría.

Contrata los servicios de una empresa o un profesional para el desarrollo de tu primera tienda online.

Muchas veces es tentador ponerte a realizar por ti mismo la tienda online a través de las muchas aplicaciones que hay en internet, algunas de las cuales gratuitas. Sin embargo piensa si te va a compensar la ingente cantidad de tiempo que vas a tener que emplear para que te quede una cosa medianamente aceptable, en base a unos conocimientos web limitados. Y luego está la incertidumbre de saber si la tienda funciona como lo debería hacer, si va lenta o no, si cumple con la normativa en materia de protección de datos, si está siendo penalizada en los buscadores por alguna razón ténica, etc.

Invierte en márketing online y da a conocer tus productos al mayor número de personas posible.

De nada sirve tener un producto magnífico, y una tienda online maravillosa si solo la conocen tus amigos y familiares.

Puede que la tienda tenga un buen diseño, y su posicionamiento SEO (orgánico), sea cuestión de tiempo. Sin embargo, el negocio no puede esperar y debes vender cuanto antes. Por eso mismo es necesario arrancar con una campaña agresiva de márketing online: creación de perfiles en redes sociales, en Google Mybussines, campaña de Google Ads, etc. Quizá con el tiempo y un buen posicionamiento SEO se pueda rebajar la campaña, sin embargo en el arranque de la tienda online es fundamental.

Por todo lo anterior, es necesario reservar parte de la inversión para acometer el desarrollo de la tienda online, así como la campaña de márketing. 

Ahora ya conoces un poco más acerca de lo necesarios para poner en marcha tu primera tienda online. Aplica estos consejos, y si estás interesado en contratar los servicios de desarrollo y márketing contacta conmigo. Puedes conocer un poco más acerca de mis diseños de tienda online.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Sobre mí

Experto en diseño de páginas web, tiendas online, servicios de posicionamiento, hosting y diseño gráfico para pequeños negocios, autónomos y startups.

Últimos artículos

Categorías

Subscríbete a mis newsletters